Categorías
Seguro de vida Seguros

¿QUÉ ES UN SEGURO DE VIDA?

Un seguro de vida siempre va a cubrir el riesgo de muerte o incapacidad que padezca una persona. Al mismo tiempo cubre algunos riesgos que ponen en peligro tu salud como asegurado. Para tomar en cuenta la efectividad del seguro, siempre debe existir de por medio un contrato firmado por la empresa contratante y el asegurado.

Un seguro de vida es recomendable sobre todo si tienes personas que dependan de ti económicamente. Estas personas se conocen como beneficiarios y pueden utilizar el dinero que se les aporte en caso de que fallezcas para pagar deudas u otros gastos pendientes. 

No existe un término que defina la cantidad de dinero que necesitas para un seguro de vida. Sin embargo, el mejor consejo es que consideres tus deudas, la cantidad de ingresos que tu familia debe reemplazar y si tendrán deudas que deban pagar. Todo esto es importante que lo consideres para que decidas la cantidad adecuada para tu seguro. 

BENEFICIOS DE UN SEGURO DE VIDA

Una de las principales funciones del registro del seguro de vida es evitar que la póliza se quede sin ser cobrada en caso de que fallezcas. Estos son algunos beneficios que obtienes al contratarlo: 

Seguridad económica para tu familia:

Es ideal si existen personas que dependan de ti, ellos obtendrían una remuneración económica en caso de que llegaras a fallecer.

Se adapta a tus necesidades:

Una ventaja del mismo es que te puede ofrecer la facilidad de realizar los pagos de tu seguro de forma Mensual, Anual o Semestral. Todo adaptándose a tus necesidades.

Protección por invalidez o enfermedad:

Cubre tus gastos en caso de sufrir un accidente que te imposibilite a cualquier tipo de movimiento, y/o en caso de enfermedad.

Un seguro de vida, ¿Cuánto cuesta? 

El costo de un seguro de vida depende de sus circunstancias. Las primas de seguro de vida se basan en tu edad. Cuando compras un seguro de vida las primas suelen ser altas cuando eres mayor porque los factores de riesgo son más probables. Recuerda que una compañía puede cobrarte más si fumas o practicas deportes de alto riesgo. Tu prima de seguro también dependerá de otras cosas, incluyendo la cantidad de cobertura y las características de la póliza que elijas.

Categorías
Seguro de vida Seguros

¿CONOCES EL SEGURO DE VIDA PERMANENTE?

¿Has pensado en contratar un seguro de vida que no sea tan complicado de comprender y que no sea necesario prestarle tanta atención? Un seguro de vida permanente o de vida entera es lo que necesitas. Este tipo de seguro es uno de los más clásicos, se trata de una póliza que pagas durante toda tu vida y cuando fallezcas se entrega una indemnización a quién tú decidas y durante este lapso de tiempo puedes aprovechar de los beneficios que se te aporten. 

Los seguros de vida permanentes son de los mejores que ofrece el mercado, establecen una duración concreta en sus pólizas y una vez que se cumple esa duración, la cobertura termina. Estos seguros no tienen fecha de caducidad y tienen un componente de ahorro muy interesante: una parte de lo que pagas se destina a la inversión y puede generar beneficios extra. En ese sentido, los seguros de vida permanentes son también herramientas de ahorro.

Condiciones para calificar en un seguro de vida:

Para la contratación de un seguro, debes pasar por un examen médico, declarar tu edad y tus hábitos de vida. Para la seguradora es importante saber estas cosas de ti, para saber cómo está tu estado de salud, si practicas deporte, si fumas, etc. No trates de ocultar nada de tu información porque esto podría provocar que se cancele tu seguro. 

Vigencia de la póliza:

La finalidad de este tipo de seguros es que dure toda la vida hasta que fallezcas. Sin embargo, se hacen algunas excepciones cuando la persona que está asegurada cumple más de 90 años, en estos casos la indemnización se entrega en vida. 

Beneficiarios en tu seguro de vida:

Los beneficiarios son las personas que tú eliges para que obtengan la indemnización después de que falleces, puedes nombrar a las personas que tú quieras. Incluso puedes nombrar a beneficiarios alternativos por si los principales fallecen tiempo antes de cobrar. 

Indemnización:

Este es el dinero que la compañía paga una vez que  falleces. Esta modalidad de vida no permite cambios en la indemnización o beneficio por causa de muerte, por eso es importante que negocies bien este punto con tu compañía de seguros. 

Categorías
Seguro de vida Seguros

UN SEGURO DE VIDA CUANDO ERES JOVEN

Contratar un seguro de vida cuando eres joven, puede ayudarte en muchos aspectos, sobre todo a largo plazo, puede ser muy beneficioso para ti. Es mucho más fácil contratar un seguro siendo joven, que cuando tienes más edad.

  • Cuando eres joven las aseguradoras te consideran una persona de riesgo mínimo. Esto te favorece al momento de contratar tu seguro porque las aseguradoras te van a ofrecer seguros de vida con mejores condiciones y precios. Una buena opción son los seguros de vida permanentes.
  • Conforme vayas creciendo, van aumentando tus responsabilidades y tus gastos. Todo lo que decidas hacer con tus ahorros dependerá de los planes que tengas para tu vida, por ejemplo; si quieres mudarte, casarte, tener una familia, etc. Lo mismo sucede con los seguros de vida; mientras vayas creciendo, el seguro también aumentará. Por eso es importante que contrates un seguro para anticiparte a futuros cambios que tengas en tu vida. Esto te proporcionará grandes ventajas económicas y personales. Si tienes la posibilidad de tener un seguro premium, a largo plazo tendrás una buena cantidad de dinero.
  • Contratar un seguro de vida cuando eres joven es mucho más rentable, sobre todo cuando se trata de un seguro de vida temporal, ya que provee coberturas en un periodo determinado de tiempo con un precio fijo que permanecerá según la póliza que tengas contratada. 

La gran ventaja de un seguro de vida.

Cuentas con el beneficio de la cobertura de fallecimiento y, a la vez, puedes usar el seguro como un instrumento de ahorro. Existen seguros de vida que cuentan con la opción de ahorro-devolución, es decir, si no falleces antes de finalizar el plazo acordado con la aseguradora, recuperarás un porcentaje de lo que pagaste en primas (entre el 50% y el 100%) y podrás usar el dinero para nuevos proyectos.

Si tomas un seguro de vida con devolución cuando tienes 25 años, a los 45 contarás con un fondo importante que te permitirá emprender un negocio, remodelar o ampliar tu vivienda o pagar estudios superiores de tus hijos.

Recuerda que un seguro siempre va a ser una inversión que valdrá la pena para tí y tu futuro, te ayudará a estar preparado para cualquier tipo de accidente. Toma en cuenta que nadie está descartado de sufrir algún inconveniente, así que es mejor estar prevenido ante cualquier situación.